Esta imagen tan curiosa que parece un sistema planetario es el resultado de fotografiar por la noche las luces de los vehículos detenidos ante un semáforo. El único “truco” es usar la máxima apertura de diafragma que permita el objetivo y desenfocar a tope.