© Andrés Antón

“Estructura es lo que dura, todo lo demás coyuntura”

Sin duda la afición por la fotografía forma parte de mi estructura. Es también la disculpa para hacer amigos, compartir momentos, dejar de lado los problemas, la rutina, tomar contacto con la naturaleza y ser yo.


Quiero dedicar esta web a la Madre Naturaleza por ser la más bella, desde aquí le pido perdón por las perrerías que le hacemos.

A mi madre, sin ella difícilmente yo estaría aquí.

A papa, mi amigo, por moldearme como soy y por los sablazos que le metí para mantener esta afición.

A mi abuelo Bernardo: sin saberlo financió mi primera 6×6.

A mi dedo índice por ser quien decide y manda en la cámara.

Al ojo izquierdo, ese tímido “fisgón” que se oculta tras el visor.

A Tivi, pues con su Mamiya logré dar los primeros pasos.

A mi “ex” por conseguir la Pentax MX con que aprendí.

A Pentax, Yashica, Bronica, Nikon, Rollei, Canon, Olympus, Sigma, Gossen, Kayser, Metz, B&W, Valca, Ilford, Kodak, Fuji… que a mi costa incrementaron y siguen incrementando su cuenta de resultados.

A Salchichita, mi obra maestra y mi mejor imagen.

A Zuleta porque me da la gana y porque se lo merece.

A mi gran amigo Mariano: nuestros tés con limón seguirán siendo la mejor tertulia fotográfica.

A Los Bermejos, con quienes recorrí las entrañas de esta maravillosa Asturias.

Y también a Kike en el recuerdo, por sus consejos, precios y revelados “cosecheros”.


 A. Antón